viernes, 31 de enero de 2014

Fuck Off - Another Sacrifice (1988 – Claxon Productions)



Desde mediados de los 80 muchos teníamos hambre de un metal más veloz y agresivo. Aquí estaban surgiendo nuevas bandas que se enganchaban al tren del speed/thrash y aunque sabíamos que no podían toser a las de fuera apostábamos por ellas. Había que echarle un par para dedicarte en este país y en aquellos años a este género y además en inglés.

Hoy afortunadamente es un hecho que la escena thrash nacional está viviendo momentos de auge. Tenemos buenos grupos, con producciones de calidad y totalmente exportables, capaces de competir con los mejores trabajos internacionales.

Una de las pioneras junto a Muro, Legión o Crom, fueron los barceloneses Fuck Off formada allá por el 86 por unos tíos muy jóvenes: Miki (batería), Pep (guitarra), Ringeling (guitarra), Jackson (bajo) y Joe (voz).



Antes de grabar su primer álbum ya tenían en la calle, producido por el añorado Pedro Bruque,  un single mítico que se vendió como la pólvora nada más salir -yo no pude pillarlo (toda una putada ya que hoy vale una pasta)-, con dos temas “People In War” y “Fuck Off”. Este single junto con sus directos demoledores hacían presagiar un debut de los de hacer historia, como así fue.

En septiembre de 1998, producido por la propia banda y por el sempiterno ingeniero de sonido Dennis Herman, graban y mezclan en los míticos Mediterranean Studios de Ibiza, Another Sacrifice

Aunque a nivel de producción el disco no brilla lo que debiera se suple con las ganas y autenticidad que le ponen los chavales y  por una descarga salvaje y desenfrenada de guitarras que echan humo de la velocidad endiablada que pillan, bajo y batería suenan agresivos, cambios constantes de ritmo, junto con una voz y estribillos que lucen en todos los temas.




Un disco que empieza al grito de  “Who plays tonight? Fuck Off… Who? FUCK OFF!!!”, y que tras una orgía de sonidos, que parece el final de un tema, da pie a “No return”, que hace un guiño a la peña con “Sueño maldito” el único tema en castellano del álbum, y que tras seis cortes más termina con el ”Black magic” de los Slayer, no se le puede poner pegas, a parte del sonido y de la nada llamativa portada en la que no luce la buena ilustración que se intuye bajo esa capa de un feo marrón oscuro.

Tras este disco, en el 90 vino el no menos celebrado Hell on Earth, con el que desaparecieron de mapa, hasta que Pep Casas se echa a sus espaldas a mediado del 2013 la banda con nuevos miembros y se edita de la mano de Xtremee Music Smile as you kill, compuesto por nueve temas: siete nuevos, el “People in war” de su primer single regrabado para la ocasión y una versión del “Long live R&R” de Rainbow.
  
Seguro que si los escuchas por primera a Fuck Off vez no te sorprenderán con todo lo bueno del género que habrá pasado por tus oídos, pero remóntate al 88 y creemé al decirte que la calidad que atesoraban los era una novedad en el panorama metálico estatal. El mismísimo Joey Belladona, vocalista de Anthrax, se sorprendió del nivel de la banda cuando los escuchó por primera vez e incluso críticos extranjeros no se creían que eran españoles.

Fuck A:
01 - No return
02 - Maniac
03 - The last flight
04 - Awaiting your death
05 - Blood in the night

Fuck B:
06 - Another sacrifice
07 - Sueño maldito
08 - Born to die
09 - Black magic









martes, 28 de enero de 2014

Trallery - Catalpsy (2013)



Hace unas semanas dábamos el tradicional repaso anual publicando por estos barrios las listas personales de los mejores discos del rock del 2013. Entre los doce discos que seleccioné estaba Catalepsy de la banda Trallery.

Con la primera escucha te das cuenta que tienes delante un trabajo de una técnica y calidad notables. Ya con el segundo repaso, y sin desmerecer trabajos como los de MuroBeast o Crisix, me decanté por Trallery como merecedor del mejor disco del thrash nacional del 2013 entre los que había escuchado.

Hasta ese momento no los conocía y me sorprendió ver que una propuesta sonora tan agresiva, clara y contundente pueda salir de una formación clásica de guitarra, bajo (voz) y batería, que fuera un álbum debut y de unos tíos tan jóvenes, y que estén lejos de hacer un thrash predecible, tornándose un trabajo inteligente y entretenido.

La banda, formada por Biel Gayá a la guitarra, Humberto Pol al bajo y a la voz, y Sebas Barceló a la batería, proviene de los ambientes metálicos mallorquines, donde ya conocía, entre otras, a bandas como Hyde XXI o Eveth, lo que me induce a pensar que algo se está haciendo bien en la isla y que muchos y buenos proyectos y de los estilos más diversos, están luchado para darse a conocer.

Que el sonido de Trallery esté en parte influenciado por el de los Metallica, por supuesto para bien, no te debe extrañar ya que en sus principios el trío se dedicaba (dedica ahora en tributos) a versionar temas de la banda californiana.

A mediados de 2012 logran tener un buen puñado de temas propios y entran a grabar en Psychosomatic Recording Studio de Inca con Miguel Ángel Riutort, quien les realiza un gran trabajo de producción, consiguiendo fichar por la prestigiosa Xtreem Music.

También es de justicia mencionar en el haber de la formación, el hecho de que se alzaran con el triunfo en la final nacional de la edición del 2013 del W:O:A Metal Battle (ver), quedando terceros en la final del certamen celebrada en la ciudad alemana de Wacken

Tras este movidón y con diseño gráfico a cargo de Andrei Bouzikov, conocido artista que ha realizado trabajos para bandas como Cannibal Corps, sale al mercado Catalepsy para disfrute del personal más metálico.

Pero ojo, a parte de la notable influencia de UlrichHetfield y cía y de que también se adivinan matices que nos recuerdan a bandas de ambos lados del Atlántico como KreatorSodomSepulturaMegadeth o los mismísimos Slayer, los mallorquines han desarrollado una propuesta sólida, fuerte y directa no exenta de personalidad propia, llena de constantes cambios de ritmos ejecutados a una velocidad endiablada. Toda una orgía metálica realizada para disfrute del personal.

Desde los primeros acordes acústicos de “Collateral damage”, pasando por la bestial “Dissipated by oblivion”, la desgarradora “In the wings of the night” que llega a convertirse por momentos en melódica con un impresionante trabajo a la guitarra, hasta terminar con los últimos acordes también acústicos de “Path of life”, el disco no te da ni un segundo de tregua.

Cuarenta y cinco minutos de un thrash variado y atronador que avanza fluido a lo largo del cd sin apenas estribillos que te permitan descansar unos segundos. Riffs rápidos y solos vertiginosos que emanan cortantes como cuchillos de la guitarra de Biel, un bajo que ni mucho menos se torna discreto si no que se deja notar en todos los temas, la batería golpeada mil veces de forma incesante por Sebas y la gran disposición de Humberto con el micrófono sometiendo también su voz a continuos cambios de tonos, hacen deCatalepsy un trabajo admirable. Recomendable 100% que te hagas con él.

En fin, para que seguir enrollándome, una puta maravilla de álbum condensado en diez canciones brutales, realizado por una banda llamada a conseguir grandes logros dentro del metal internacional, tiempo al tiempo. Poned a toda leche los altavoces y a disfrutar.

Facebook

Tracklist:
1. Collateral damage
2. Pluralized chaos
3. White shadow
4. Catalepsy
5. Assassin introspection
6. Disease
7. Dissipated by oblivion
8. In the wings of the night
9. The secret trial
10. Path of life

Álbum completo

Entrada publicada el pasado 13 de enero en la web Zepellin Rock Sabbath.



Actualización:

Al día siguiente de la publicación de la entrada en ZRS la banda colgaba en su página de facebook el siguiente vídeo junto con estas palabras de presentación, que anticipan una publicación en directo:

"Hoy es el día! Colgamos nuestro primer vídeo oficial en directo, realizado el 6 de octubre de 2013 en la décima edición del festival Sa Rocketa!

Formará parte de nuestro primer disco en directo que recogerá algunos de los temas que tocamos esa fantástica noche!

Queremos agradecer el gran trabajo realizado a Match So I lluminació, Mayte Lladó, Miquel À. Riutort (Mega), Sara Savage, Sa Rocketa, Tuco Martín y Valentín Iconaru!

Muchísimas gracias a todos!! Y el primer tema que sale a la luz es... White Shadow!"










viernes, 24 de enero de 2014

Shock – Juego sucio (1986 – DCD)



Volvemos a buscar en el baúl de los recuerdos para desempolvar banda y disco de muy, muy corto recorrido, vicio muy extendido en el heavy rock patrio de los ochenta. No te extrañe si SHOCK te eran, hasta hoy, unos desconocidos.

Shock fueron una banda de hard rock formada en Donosti en 1986 por J. Fernando (batería), Txutxin (bajo), Charles Ruskin (guitarra), Pierre (voz) y Emi Bodon (guitarra).

Ese mismo año con ayuda de la diputación Foral de Guipúzcoa y editado por DCD, S.A., sale al mercado “Juego sucio” su único trabajo discográfico. Resulta curioso que una administración pública ayudara, con la cantidad que fuere que no sería mucho, a una banda de heavy a publicar su primer trabajo. Igualico que ahora…

Buenas composiciones que se notan trabajadas, donde se mezclan a parte iguales el rock más hard, tirando a heavy, con el más urbano, creando ese sonido tan característico de nuestro rock. Destacar las incansables guitarras, un buen trabajo a la batería y esos coros pegadizos. Ocho temas no son muchos, pero el ritmo y la intensidad a la que se ejecutan se hacen suficientes, no hay ninguno que sobra, todos se dejan escuchar, compruébalo aquí.

 

Por elegir un par de ellos me quedo con los temas que abren la cara A: “Golpe tras golpe” que se adivina como la más recordada de la banda y “La maldición” que de todas es la más cañera. Os pego sus vídeos.

 

El disco ha sido recientemente reeditado en CD completamente remasterizado a pachas por Sonds Of Metal y PeninsulaMetal, participando activamente en su producción y masterización Emi Bodon, guitarra fundador de Shock, quién acaba de estrenar bajo el título “Esta vez” (Santo Grial) el nuevo trabajo KRAIT, la banda en la que ha militado en los últimos años. Este Cd tiene el aliciente de contener dos temas de nueva grabación que formaban parte del repertorio de la banda y que no aparecían en el disco, contando para su grabación con Pierre, antiguo vocal del grupo. Por más que he buscado no he podido localizar estos dos nuevos temas.

Un buen comienzo para una banda que estaba destinada a ocupar un buen lugar en el panorama del heavy de nuestro país pero que por las razones que fueran -en el 86 la competencia era mucha y el negocio para repartir era escaso- irónicamente significó su final, lo que ha convertido a este “Juego sucio” en un disco muy deseado por los coleccionistas.

Temas:

Cara A:
1. Golpe tras golpe
2. La maldición
3. Sin vida
4. Intro/ Piénsalo bien
Cara B:
5. Harto de esperar
6. Juego sucio
7. Tiempos difíciles
8. Directo al abismo








martes, 21 de enero de 2014

Los Lügers – Lucifer (2013 – Izkar Producciones)


Son muchas y de calidad las bandas de hard rock que se han ido formando durante estos últimos años a lo largo y ancho de esta piel de toro en la que nos ha tocado vivir. Es una lástima que a pesar del gran momento que atraviesa el rock nacional, en general, no tengan la repercusión que se merecen.

Una de esos grupos del que sí se va a oír y leer mucho son Los Lügers, power- trío zaragozano nacido en 2005 actualmente compuesto por Lex (guitarra y voz), Lee (bajo) y Eric (batería), todos apellidados Lügers al más puro estilo Ramones, nombre homenaje a bandas ochenteras “con pistola” como Guns and Roses o a Guns, y con “diéresis” como Mötorhead o a Mötel Crüe

Los Lügers entraron en el estudio en octubre pasado para grabar el que es su segundo larga duración: Lucifer. El trabajo, producido por Izcar Producciones, cuenta con 10 cortes de nueva composición grabados en los estudios “El Túnel” y masterizado en “Vacuum Mastering” durante el mes de octubre del 2013, bajo la producción de Izcar Producciones, y que ya disponible tanto en plataformas y comercios digitales, tiendas de discos o en la propia web del grupo.


Los Lugërs hacen un hard rock muy cercano al heavy metal, cuyas líneas de influencia pasan por bandas como The Cult, Backyar Barbies, Mötley Crue, The Danmed o Dead Boys

Canciones sin florituras, sin rellenos: voz, batería, bajo y guitarra que funcionan a la perfección. Tralla suficiente para darle a su música contundencia, autenticidad y esa actitud punkoroquera que este tipo de sonidos no debe perder nunca. El título del trabajo no puede ser más acertado ya que en sus ocho canciones, quitando el “Intro” y “Outro” instrumentales, encontrarás un ritmo endiablado que te vuela la cabeza desde los primeros acordes.


Temas rápidos con sonido limpio y contundente, bases machaconas, un buen trabajo de voz y estribillos pegadizos, en los que podemos encontrar humo, azufre y fuego en “Lucifer”, la mejor del disco, o “El despertar”; velocidad a raudales en “Caída libre”; chicas calientes en “Búscame”; venganza eterna en “SDV” o guiños explicitos al séptimo arte al que los componentes de la banda son fieles seguidores.

Uno al caprichoso Lestat personaje principal de la saga Crónicas vampíricas interpretado para el cine por Tom Cuise en Entrevista con el vampiro, y también en clave cinéfila al rudo sargento Tom Highway (El sargento de hierro) en “Sudor y Napalm”, incluido un cierre maravilloso con el doblaje que el añorado Constantino Romero hizo de la mítica escena interpretada por Clint Eastwood: “Soy el sargento de artillería Highway. He bebido más cerveza, he meado más sangre, he echado más polvos y he chafado más huevos que todos vosotros juntos, ¡¡capullos!!”

Diez temas interesante condensados en escasos treinta minutos que saben a poco –se echan en falta un par de ellos más-, pero que te dejarán buen sabor de boca. En definitiva banda con futuro a tener muy en cuenta si no decae su cuidada imagen, actitud, sonido enérgico y calidad.

Lista de canciones:
1. Intro
2. Lucifer
3. Caída Libre
4. Alter Ego
5. Búscame
6. El Despertar
7. Sudor y Napalm
8. Lestat
9. S.D.V.
10. Outro

Web Oficial
Facebook
Twitter

Lucifer



Sudor y Napalm



Entrada publicada el pasado día 3 de enero en la web Zepellín Rock Sabbath.

viernes, 17 de enero de 2014

Kuero – Al filo de lo posible (1993 – Fobia-Duros sentimientos)




Ya han pasado por el blog bandas de ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Pamplona, Zaragoza, Alicante, etc., y, hasta hoy, ninguna de mi pueblo, Cuenca: “Alzada en bella sinrazón altiva -pedestal de crepúsculos soñados-“, como diría el poeta.

Ni que decir que en Cuenca ha habido, hay y habrá bandas y artistas de rock, pero muy pocos han tenido eco a nivel nacional. Esperemos que algún día esta tendencia cambie ya que calidad no falta.

Una de las banda de rock que ha tendido unos momentos de gloria fuera de los límites de las tierras que ahora se llaman Castilla-La Mancha, teniendo en cuenta que esos “momentos” se mueven en el ámbito del punkrock, fueron Kuero, coincidiendo con la aparición y difusión de su segundo trabajo Al filo de lo posible.

El grupo se formó en noviembre de 1991. Tras varios conciertos en bares y festivales locales y provinciales (recuerdo aquellas Fiestas de la Primavera organizada por Radio Kolor) y tras consolidar la banda con Piwi a la guitarra, voz y coros, Sini al bajo, Mosca a la guitarra, y Miguel a la batería, en el verano del 93 graban Desde niñ@ su primer trabajo. Una casete con 10 temas financiados y distribuidos por la propia banda.

Dos años después vuelven a apostar por la autoproducción, se largan a los estudios Lorentzo Records de Berriz, y graban los once temas que componen este Al filo de lo imposible que es editado por Fobia-Duros Sentimientos, siendo distribuidas 3000 copias en formato casete y vinilo por Utopía, compañía creada por el propio grupo para distribución de trabajos propios y de bandas afines. Aunque el disco no suena bien, la carpeta y el libreto, obra del extraordinario dibujante y amigo Fernando Huélamo, el ritmo y mensaje de las canciones y las ganas que le pusieron los chavales compensan con creces las 800 pelas que costó en su día, y que con esa lealtad punk la banda recuerda no pagar más de esa cantidad al comprar el disco en la propia portada del disco. 

 

Aunque la base general es punkrockera, en este segundo trabajo el sonido de los Kuero se acelera mezclando estilos como el rock urbano, ska, hardcore o reggae, pero sin que esté monótonamente influenciado por ningún estilo o etiqueta que dominé al resto. 

La música está compuesta al alimón por toda la banda, siendo todas las letras de Piwi. Canciones con muy mala hostia, duras, crítica, combativas, pero no exentas de sentimientos difuminados para que el oyente las interprete según su estado de ánimo.



Tanto la prensa musical profesional como la independiente a través de numerosos fanzines, se hacen eco del trabajo de los conquenses realizando buenas críticas, lo que les supone ser demandados por lo largo y ancho de la geografía española, realizando más de 100 conciertos durante ese año, entre ellos alguno de carácter solidario y de lucha por reivindicaciones e injusticias sociales, lugares a los que el grupo, siempre solidario, nunca ha dejado de asistir. 

En el 91 con una técnica y sonido más depurados logran editar un cd de título Piensas, que piensas, que también anda por casa, pero esa es otra historia y en otro formato.

Una propuesta diferente, la de obreros y supervivientes del rock que nunca llegaron al gran público, pero igual de auténticas o más de las que sí. Además, uno de los pocos vinilos que tengo de los noventa, por algo será. Saludos.

Una cara:
3. Amargo

La otra:



martes, 14 de enero de 2014

Morís - Fiebre de vivir (1978 - Chapa)




Que Madrid, ciudad que adoro, está perdiendo punch está claro. Ha dejado de ser unos de los motores económicos, sociales y culturales del país para convertirse, gracias a la incompetencia de sus políticos, en una caricatura de lo que fue. Dedazos en sus instituciones, escándalos financieros, deuda, Madrid Arena, sin Olimpiadas o huelga de empleados de recogida de basura, son la punta del iceberg. Esperemos de su pronta recuperación y que vuelva a ser lo que fue, o mejor.

Entre los muchos que dieron testimonio del pulso diario de Madrid, hoy os traigo un clásico de un pive, uruguayo de nacimiento pero argentino de adopción, de nombre Mauricio Birabent, más conocido como Morís, que cruzó el charco con su familia huyendo de la dictadura militar aterrizando en España en plena Transición para ganarse las habichuelas de camarero y tocando en todos los garitos que había en el foro con la compañía de su inseparable Gibson. Rock and roll urbano, poco sofisticado, espontáneo, a veces descardo, a veces sensible, siempre optimista y cotidiano.

De la mano de Chapa, a finales de junio de 1978 es lanzado “Fiebre de vivir” un disco imprescindible del rock español en el que se combina el rock más clásico y enérgico con baladas de ambientes nocturnos. Un gran álbum que tuvo como banda de acompañamiento a los Tequila. Que la grabación, realizada en directo en los estudios Audiofilm, fue la hostia, el propio autor lo deja dicho en la funda interior del que os dejo imagen por si os interesa. 


Las once canciones que contiene el vinilo son un tiro, marcha pal cuerpo. Pero como no destacar esa válvula de escape que abre el disco y que un menda cumple a rajatabla “Sábado a la noche”. “Rock de Europa” una de mis preferidas con estrofas geniales como:

“les las noticias 4 asesinatos, bomba de neutrones, un tío que roba 40 millones, 1000 explicaciones y pocas razones, estás en el mundo…las derechas las izquierdas no se pueden aguantar y en medio de este lío hay que ir a trabajar ¿Quién arregla esto? … Hay mucha ideología pero pocas tías, cine de destape y pornografía, pero en este día no hay dada a la vista, son puros papeles y sólo revistas…”





Zapatos de gamuza azul” tema de Carl Lee Perkins mil veces versionado o “Que dije” otra  adaptación del clásico de Ray Charles “What´d I Say”. 

Y como no, “Nocturno de Princesa”, una balada que me sigue pareciendo -a pesar de mil veces escuchada- inconmensurable, eterna…

Abrigaos que parece que va a hacer rasca. 

Temas

Cara A:
1. Sábado noche
2. Rock de Europa
3. Balanceo del rock
4. La ciudad no tiene fin
5. Hoy como ayer
6. Tarde en el metro

Cara B:
7. Zapatos de gamuza azul
8. ¿Qué dije?
9. Rock del portal
10. Nocturno de princesa
11. Para ti una mentira
12. Balada de Madrid









viernes, 10 de enero de 2014

Babel – Esclavo del silencio (1984 – Producciones Elipse)





Dudo mucho que en los ochenta fuera más fácil que hoy graban un disco, editarlo, distribuirlo y promocionarlo. En todo caso igual de complicado. Espero vuestros comentarios. Sí que actualmente la técnica y el acceso a internet y a las redes sociales permiten realizar todos estos procesos a una velocidad endiablada y a un coste razonable. Otra cosa es que el producto llegue a ser oído, que tenga calidad y que guste.

Al igual que ahora, si no tenías la opción de grabar un larga duración, te podías dar a conocer participando en concursos, entrando en un split con otra banda, en un recopilatorio o comenzando con un single, maxi o EP con un par o dos de canciones y a verlas venir…

Los dos últimos casos se dieron en la banda madrileña Babel, formada en el 82 por Narciso López (voz) -más tarde fundador de Júpiter-, Tito Gago (guitarra), Tony García (teclados), Chema Muga (batería) y Pepe Moreno (flauta y saxofón), que consiguen incluir los temas “El poder de mi látigo” y “Nuestro tren” junto con otros de los grupos noveles Broka, Sobredosis, Damma, Malena & Belcebú en el recopilatorio Unidos por el Rock de Discos Victoria.






En 1984 consiguen grabar el “extra single”, un tecnicismo caprichoso para denominar a este EP en el label del disco, de título Esclavo del silencio en los estudios madrileños Trak, producido de aquella manera por Producciones Elipse, editado y distribuido por Dial Discos, S.A., y con una misteriosa ilustración en la portada dibujada por... lástima también es un misterio ya que no se identifica en la información de la carpeta a su autor.

El plástico está compuesto por cuatro cortes de un hard rock divertido de orientación melódica, del que no abundaba por aquella época en España más dada a sonidos urbanos y metálicos. Un 45 rpm que nos habla de libertad, de supervivencia en la dura ciudad o de las bondades de la priba. Cuatro canciones que se dejan escuchar, sobre todo las dos que abren ambas caras y la que lo cierra “Pícate ron” que tuvo buena acogida en su momento, algo que no resulta nada extraño con un estribillo como: ¡En la botella hallarás toda la filosofía que quieras buscar!

Tras varios cambios en la formación, en el 87 consiguen grabar Leyenda, su primer LP, con el apoyo de Julio Castejón a través de su sello Snif. A pesar de ello, la banda no consigue tener largo recorrido ya que un año más tarde se disuelve.

Que paséis un buen fin de semana.

Cara A:
1. Esclavo del silencio
2. La locura cubre la ciudad

Cara B:
3. Ángel en el infierno
4. Pícate ron











martes, 7 de enero de 2014

Manzano – Manzano (1988 – GBBS)



José Antonio Manzano Albuixech es una de las voces más respetable, potentes, ágiles y versátiles del hard rock español, merecedor, como mínimo, de una calle con su nombre en su Barcelona natal o, ya puestos, en Leganés. Tras pasar por bandas como Tebeo, Tigres de Metal, Banzai, UMO o Zero, decide volver, tras su periplo madrileño, a la ciudad codal y emprender carrera en solitario.

Tras la buscar miembros para formar nueva banda, el recién creado sello independiente GBSS, apuesta fuerte por el frontman barcelonés y en 1988 graba en los estudios Aprilia de Barcelona de la mano de Peter Eichenber su primer LP en solitario, contando con la producción de Joan Siglá.


Manzano” contiene diez temas compuestos por el propio José Antonio y por Tony Vallés, guitarra de la nueva banda, de un hard rock refinado y elaborado al más puro estilo norteamericano, que a mi me suena como continuidad a su anterior etapa en Zero. Un sonido de calidad que demuestran en directo compartiendo cartel con Iron Maiden, Helloween o Sangre Azul. El disco lo abre el tema “De nuevo en acción” toda una declaración de intenciones: “Mucho tiempo sin parar para llegar hasta aquí, nada ni nadie me moverá hasta que acabe el camino”. La canción más destacado del trabajo y único single de mismo fue “Siéntelo fuerte” del que se llegó a grabar y promocionar el siguiente videoclip.




Dada la aceptación del trabajo, la compañía decide intentarlo en el mercado internacional y un año más tarde editan también en vinilo la versión en inglés de este álbum bajo el título “Red Hot”, cambiando la portada de L.B.Vernet por una foto de la banda. Esta versión en inglés también fue editada en CD para el mercado japonés ahora con el título de “Turn me on” y siendo la portada su logo. Curioso ¿verdad?, tres portadas, tres títulos, dos idiomas.

Tras cambios en la banda y editar un segundo trabajo “Al límite de la pasión” (1990), en la misma línea que el anterior, Manzano da por terminado su carrera en solitario.

Banda:
Tony Vallés (Guitarra solista)
Javi Puig (Guitarra rítmica y teclados)
Pepe Bao (Bajo)
Fernando Moutón (Bateria)

Temas
Cara A:
1. De nuevo en acción
2. Fuego y blanco
3. Loco de amor
4. Sálvame
5. Invasión en la sombra
Cara B:
6. Siéntelo fuerte
7. Como una fiera
8. Grande y salvaje
9. Ven y pruébalo
10. Para siempre (un largo adiós)

























jueves, 2 de enero de 2014

Pedro Botero – Pedro Botero (1987 – Snif)





En primer lugar felicitaros el nuevo año y desearos de todo corazón para vosotros y vuestra gente lo mejor para los próximos 365 días.

Sigo recuperando colaboraciones realizadas en blogs y páginas amigas como ésta publicada en la Comunidad del #FFVinilo.

Durante un año me dejé caer alguna tarde que otra por los garitos heavies de Zaragoza. Allí escuché por primera vez a la más mítica de las bandas del heavy aragonés: PEDRO BOTERO.

Aunque por aquel entonces estaban promocionando Guerrero” su segundo trabajo, yo que soy de comenzar por el principio donde creo reside la esencia de las cosas, me líe a escuchar su primer álbum de título homónimo editado en 1987 por Snif, sello del asfalto Julio Castejón.


Detalle de la contraportada

Aunque todas las informaciones referentes a la banda fijan su creación a comienzo de los ochenta en el barrio zaragozano de Casetas y de la mano de Rubén Bartolomé, un post de Matías Uribe dedicado a la memoria de Abel Bartolomé, recientemente fallecido, precisa ese momento en 1976 bajo el nombre de Pedro Botero y las Infamias del Pecado.    

Sea como fuere, en 1987 se publica este “Pedro Botero”, con la banda formada por Rubén (voz, guitarra), Charlie Colás (guitarra), Nano Pérez (voz, bajo) y Chirri López (batería). Heavy metal guitarrero con buena base rítmica, coros y letras al gusto del consumidor de la época, con los peros de la sempiterna producción y el minimalismo de la carpeta, aunque con una bonita portada. 

Seguro que canciones tan desconocidas como “Desertor”, “Soledad”, “Dama en la oscuridad”, “Canción a John” (dedicada a Lennon), “Viejas campanas” o la balada “Rosa Negra”, te harán mover el esqueleto, que falta hace con el frío del carajo que estamos pasando.






Tras su segundo disco, poco más supe de la banda. Leyendo al amigo @MThunderstruck ahora me entero que tuvieron para él una patética reaparición. Pues una pena.

Temas

Cara A:
1.      Desertor
2.      Sangre
3.      Soledad
4.      Dama de la oscuridad

Cara B:
5.      Hechicera
6.      Canción a John
7.      Viejas campanas
8.      Rosa negra
9.      Jungla de cemento








En esta actuación hay cambio a la guitarra: Miguel Ángel Vázquez
"El Pink" en lugar de Charlie Colás