viernes, 13 de enero de 2017

16 Válvulas – A todo gas (1992 - Fonomusic)





Empezamos a toda velocidad las entradas de este año 2017, mejor dicho A todo gas, como el título del único trabajo comercializado por la banda sestaoarra 16 VÁLVULAS.

La banda, de estructura clásica, se formó en el año de las Olimpiadas y de la Expo por la unión de cuatro músicos con experiencia en esto del rock: el cantante y compositor de todas las letras del álbum Luisma Bueno “El Niño”, Enrique Villegas Quique “Kike” a la guitarra, formando la sección rítmica con de Arsenio  J. López “Seni” al bajo y Ricardo Cantera “Pinty” a la batería. Sus antecedentes más próximos habían sido el paso de los cuatro por Éxodo y Talión.

Los diez cortes del vinilo, producido por la propia banda, fueron grabados en los estudios Norte de la localidad vizcaína de Portugalete para Fonomusic, lo que, en principio, pronosticaba la expansión nacional del trabajo.

A todo gas es genuino hard rock de baja intensidad en el que se mezclan un puñado de temas guitarreros con otros de orientación más melódica marcados por los arreglos de teclados, entre ellos un medio tiempo y dos baladas.






La verdad es que todos los temas, los más duros y los más lentos, encajan bien, gustan. La banda optó por un formato de rock elegante y sin complicaciones compuesto por un sonido limpio, suave y sencillo, que todo el mundo pudiera escuchar y bailar -¡por qué no!- y por letras y estribillos muy cantables y pegadizos, que todo el mundo pudiera entender, y que Luismi ejecuta a la perfección. Estamos ante un cantante de nivel. El objetivo estaba claro, sus temas tenían que llegar a los públicos más diversos posibles y no sólo al más rockero.

El resultado un disco muy recomendable, entre las que destacan los temas  “16 válvulas” que abre la cara A con el ritmo más cañero, “Disparo contra disparo” un medio tiempo muy conseguido y sentido con una lamentable historia detrás. Esta canción es un homenaje al fotógrafo bilbaíno Juantxo Rodríguez amigo de la banda. Juantxo fue abatido en Panamá en diciembre de 1989 por un soldado de las tropas americanas durante la ocupación de este país, mientras prestaba servicios para El País. Tampoco debes perderte “El rock del obrero”, el tema más vacilón del trabajo, el baladón “Gritaré”, la calentorra y ardiente “No puedo darte más amor”, o “No pidas más” personalmente el tema que más me gusta y creo que el más conseguido.

Tras este primer trabajo y a pesar de las buenas sensaciones que dejó la banda y que, al parecer, habían firmado dos LP más con Fonomusic, el grupo de deshace no antes de graba un EP más cañero que nunca llegó a ver la luz. Utilizando terminología automovilística 16 Válvulas pasó a toda leche por el circuito del rock.






Lo de lo gusto va por barrios, pero una cosa es clara e irrefutable, escuchas un tema y te gusta o no, bueno, o lo dejas para darle otra oportunidad en la que te pude gustar o no. Todos los que componen este “A todo gas” te entrarán fijo a la primera.

Por cierto y como curiosidad. Es fácil y a buen precio hacerte con este vinilo en su formato promocional en el mercado de segunda mano. Debe ser que se pasaron de copias o que tenían unos objetivos comerciales muy altos. Sin embargo es muy difícil encontrarlo con la carpeta con la que se comercializo y que es la que aquí te muestro.
.
Buen fin de semana peña. Sed felices es una orden.





viernes, 16 de diciembre de 2016

RAZA – Romperás su corazón (1984 – Dial Discos)



¿Os acordáis o habéis oído alguna vez este villancico?





Seguro que oírlo sí, sobre todo los del Foro. Sonaba mucho por estas fechas en el programa Disco Cross del añorado Mariano García.

La banda que lo tocaba se llamaba RAZA. Fueron populares en el circuito roquero madrileño de principios de los ochenta dando caña a base de hacer un particular rock duro con marcadas influencias bluseras.




Su único registro musical en España fue este single editado en 1984 por Dial Discos con los temas “Romperás su corazón” y “Bomba de neutrones” en cada una de las caras.






Parece ser, no os lo podría confirmar, que en México y bajo en nombre de RAZA ROCK editaron un EP titulado Lo mejor en seis que contenía los dos temas del single más otros cuatro de títulos “Nada más”, “Dentro de mi cabeza”, “Circo mundial” y “Estamos fuera de control”.

La banda estaba formada por el cantante Carlos López “Charras”, el bajo Leonel Vignola,  Jorge “Flaco” Barral a la guitarra y Manolo Jiménez a la percusión,  músicos curtidos en mil batallas como podéis leer en la hoja promocional que se adjuntaba con el 45 rpm,  repetidas tras su separación tanto en solitario como en otros grupos como LABANDA o AZUZENA, quién en su LP Liberación (1989), incluyó una versión de “Romperás su corazón”.




Y con esta pequeña joyita me despido de vosotr@s hasta el año que nos viene encima.

Sed felices, es una orden.











viernes, 9 de diciembre de 2016

Mi banda sonora de 2016. Lo que más he escuchado. Top Ten



Joder cómo pasa el tiempo. Habría que inventar algo para retardarlo. Fue ayer cuando elegíamos los discos, aún sigo utilizando antiguos términos, que más nos habían gustado en el 2015 y resulta que estamos finiquitando el 2016.

No voy a negar que nos llega mucha música, demasiada, por lo que hay que seleccionar, no se puede escuchar todo. Esta nos llega por un buen puñado de fuentes diferentes, demasiadas, por lo que también hay que seleccionar las de confianza.

En todo lo escuchado, tampoco sabría deciros si lo comercializado este año es mejor o peor que hace un año, dos, diez o cuarenta, máxime cuando quien os habla se ha anclado definitivamente en los ochenta. Por mi parte, simplemente el rock, la música es distinta, aunque tampoco mucho. Es lo que hay, o lo que pienso. Al fin y al cabo los gustos son  personales, veréis muchos “mis”  o “mes” en los comentarios justificativos, al fin y al cabo todo es cuestión de gustos. Lo que a continuación os sugiero, sin orden de prioridad, son los trabajos musicales tanto nacionales como internacionales que por diversas circunstancias, que he intentado someramente explicar, más me han gustado y acompañado a lo largo de este año. Mi banda sonora de 2016.


Kvelertak - Nattesferd 
Kvelertak siempre serán una banda potente, entretenida, con infinitos registros en torno al metal más afilado y combativo. Han crecido y con ello han perdido algo de la brutalidad y frescura que tenían en sus dos anteriores trabajos. Pero no nos equivoquemos, su base sonora no ha cambiado, sigue siendo un cañonazo en el rostro. Han currado y tamizado sus composiciones, haciéndolas más “audibles” y mas “melódicas”, lo que, personalmente, creo que han mejorado su sonido.





Beth Hart -  Fire on the floor
Discazo, discazo, discazo. Basto un simple comentario de una de las más fiables manantiales de los que bebo para ponerme con “Fire on the floor”.

Como la propia autora anunció estamos ante un trabajo “jodidamente bueno”. No ha mentido. Beth Hart, con tan solo cuarenta y pocos tacos, toca y domina todos los palos. Le da igual el rock, que el blues, soul, jazz o flamenco, en el caso de que se pusiera a esto último. Un disco tocado y cantado con sentimiento, que en buena parte llega a emocionarte y ponerte los pelos como escarpias.





The Cult - Hidden City
Desde aquel “Dreamtime” de 1984, que marcaba mi mayoría de edad, los Cult han sido una de mis bandas internacionales de cabecera.  Con “Hidden city” han vuelto a la calidad y variedad sonora que nunca debieron abandonar. Sabemos que ningún trabajo de los ingleses ha sido idéntico, pero con recuperar la sensibilidad, ver portada ;D,  el misticismo característico, la guitarra distorsionada de Duffy y la voz grave de Astbury, su hard rock mágico ha vuelto a manar.




Testament - Brotherhood of the snake
Brutal. Con este calificativo bastaría para justificar el esperado nuevo trabajo de los de Peterson. Cuando terminas con su  escucha, lo único que te apetece es… pincharlo de nuevo. Testament han recuperado su enorme calidad y estilo, también gracias al retorno a los registros vocales de Chuck.




Metallica - Hardwired... To self-destruct 
Los mandé al carajo con lo de napster y con algún que otro detalle. Pero, cómo dejar de escuchar a la mejora banda de heavy/trhash metal de la historia. Ocho años de espera creo han valido la pena. Los californianos no tienen el hambre de sus primero trabajos, pero el paso de los años no han dejado mella en su contundencia y mala leche. Un trabajo que tiene sus altibajos pero de haberlo firmado una banda desconocida la estaríamos elevando a los altares.




Star Mafia Boy – Adicto a la pelea
Oh yeah! Discazo el que se ha marcado mi tocayo. Su profesionalidad, talento, actitud, ganas de currar y de luchar en este circo, así como tener las cosas claras, hacen de “Adictos a la pelea” un trabajo indispensable en el top ten del rock patrio. No le vendría mal más difusión por parte de los grandes medios. Larga vida a SMB.




Zarpa - Dispuestos para atacar
Zarpa, o lo que es lo mismo, Vicente Feijóo, sin hacer ruido se han vuelto a marcar el disco más heavy del panorama nacional. Es de agradecer que un tipo con una trayectoria tan extensa como la suya se supere en cada trabajo. “Dispuestos a atacar” está lleno de rápidos riff, solos, ponte pegada en los platos y bombos, así como de melodías sublimes. Si aún o lo has escuchado, estas tardando en pillártelo.



Judith Mateo - Rock is my life
Si me dicen que alguien ha cogido diez de los temas más laureados del heavy rock de todos los tiempos y los ha adaptado para que brille en ellos un violín, le digo que no sabe lo que hace y lo mando al carajo. Pues eso y más, es lo ha hecho mi paisana con éxito. A parte de darle su toque y sonido personal, Judith les ha inyectado más caña y vigor, si cabe. Dos cualidades que ella pone también en cualquier escenario al que sube. Parece fácil lo que ha hecho pero no lo es. Si pasa por tu ciudad no dudes en contagiarte de su buen rollo. Se nota que el “rock es su vida” y que no debe abandonar nunca esta línea sonora.




Crisix – From blue to black
El thrash metal nacional lleva varios años de enhorabuena. El número de bandas y sobre todo la calidad de sus trabajos nos acercan a lo más florido internacional. Si el año pasado lo alto del podio thrash nacional era para Angelus Apatrida este año es merecido para Crixis.  La calidad, velocidad, técnica y, porque no, divertido thrash de los catalanes tiene con “From blue to black” ese plus internacional que les llevará a la cima. Es algo que no dudo.


   




Nocturnia – Tierra de cobardes  /  Penumbra - Senderos del olvido 
Estaba hecho polvo dudando al mencionar por lo menos una banda de mi querida Toledo, ciudad que me acogió hace más de dos décadas, entre los recientes trabajos de dos jóvenes bandas toledanas: Nocturnia y Penumbra, Penumbra o Nocturnia, como desees. No creáis que es provincialismo. Las he elegido porque verdaderamente creo que han realizados dos trabajos excepcionales.

Total, qué narices, cito a las dos y sanseacabó. Ambas son grandes promesas, Nocturnia con varios trabajos a sus espaldas. Ambas tienen en la oscuridad un denominador común. Ambas tienen influencias encontradas en el power metal. Ambas desprenden energía a raudales.

Pero amigos, cada una tiene personalidad y sonido propio. No dejes de comprobarlo.