viernes, 28 de junio de 2013

Hiroshima – Hiroshima (1989 – Avispa)



El inglés es mi asignatura pendiente. Poco más que hello, bye, please, thank you, good morning, two beers, chapurrear los estribillos de un puñado de temas y que no me atropelle un autobús cuando paro por Londres. 

Pues al rock español de los ochenta creo que le pasó lo mismo. Mientras que bandas europeas, latinoamericanas o japonesas, de por lo menos idéntica calidad que las nuestras, abrazan masivamente el inglés como idioma para expresarse, las de aquí seguían cantando en castellano apoyadas por los fans y los medios. No digo que sea ni malo, ni bueno, ni todo lo contrario. Es más yo prefiero el rock en castellano, pero para entrar en el mercado internacional y actuar más allá de los escenarios nacionales y latinoamericanos, que ojo no es poco y hay que currárselo mucho, hay que darle al idioma de Shakespeare. En los albaceteños Angelus Apatrida se tiene actualmente un buen ejemplo a seguir. 


Hiroshima, banda formada en la localidad madrileña de Pinto en 1986, no fueron pioneros en editar sus trabajos en inglés porque simplemente les apetecía, o para encontrar un hueco en el mercado nacional donde eran minoría o por intentar dar el salto al exterior. A bote pronto recuerdo a Tarzen, Tigres o Niágara, un poco antes y en la misma onda, o a Crom, Fuck Off o Legion coincidieron en ellos en el tiempo aunque con propuestas thrash.

Nueve temazos de un hard rock melódico fino y elegante –como el que se manufacturaba por la época en los States- en el que cabe destacar el sonido de los teclados y un buen trabajo vocal. Un vinilo de calidad, recomendable 100%, que no os deberíais perder y que aquí podéis escuchar entero para vuestro disfrute. 



El resto, pues la historia de siempre. Pese a hacer un trabajo de un buen nivel, la cosa va regular y cada uno por su lado a buscarse la vida en el mundo de la música montando estudios (Carlos y José Miguel), creando o integrándose en otras bandas como Fernando en Corazones Negros o en Bloody Mary R&R, o …

Buen finde. Sed felices, es una orden.

Hiroshima son:

- José Miguel Ross – Voz
- Carlos Rufo – Guitarras
- Sebastián Arroyo – Bajo
- Fernando P. Cobo – Batería
- Gerardo Muñoz - Teclados

Temas

Side A:
1. Come on
2. Forever
3. Missing you
4. Broken heart

Side B:
5. Loneliness
6. Feel the wind
7. Don’t close your eyes
8. Tell me what you want
9. We belong






viernes, 21 de junio de 2013

King-Kong / King-Kong (1986 – Fonomusic)



Hace unos días iba a meter en el móvil algunos temas de los nuevos álbumes de los Sabbath y Status Quo y me ha dicho que tururú, que no cabe ni el bigote de una gamba en la memoria. Total que me he puesto a borrar unas cuantas canciones de las 1438 que tengo ahí metidas, y la verdad que me está costando, ya que, joer,  me gustan todas y no quiero borrarlas. Las necesito cuando las escucho en el buga a través del bluetooth (creo que se escribe así), con los cascos paseando por las tardes o en la ducha con el móvil pinchado a uno de esos altavoces portátiles que por cierto suenan que te cagas.

El caso es que llegando a la ka "de kilo", me aparecen los King-Kong con el tema “Tienes gancho”, que hacía miles de años que no escuchaba y recordé que el disco andaba por casa olvidado.



Las prisas no son buenas para nada y en la producción de un disco lo mismo. Muchas veces hemos comentado por aquí que, salvo contadas excepciones, el sonido de los discos de rock español de los ochenta no fue una maravilla, pero se compensaba con las ganas que teníamos de conocer nuevas bandas nacionales, escuchar sus letras con la que tanto nos identificábamos, y esperar a que pasaran por tu ciudad para poderlos disfrutar en directo.

No es que entienda mucho del tema, todo lo contrario lo desconozco totalmente, pero tras una semana dando escucha a las ocho canciones, mezcla de hard y rock melódico, que componen este vinilo, creo que hubiera bastado parar un poco el ímpetu del cantante, encajar algunos coros y repasar un par de riffs para que la cosa hubiera sonado mejor, ya que la banda apuntaba maneras y en el disco hay varios temas que destacan. Aún así, con cada nueva escucha parece que va entrando. Juzgad vosotros mismos ya que abajo os dejo todos los temas. 

¿Por qué os lo recomiendo? Pues por los viejos tiempos. 

Formados por componentes de los madrileños Sobredosis y de los navarros Fahrenheit, tras la grabación de este álbum y varios conciertos promocionales la banda se disolvió. Como curiosidad comentaros que en el tema “Escucha y grita” colaboró metiendo guitarra Javier Vargas. 

Buen finde. Sed felices.

Banda

- Salvador Narváez (bajo)
- Luis García (batería)
- Luis Miguel Fernández (voz)
- Ino Hernández (guitarra)
- Kiko Jiménez (guitarra)

Temas

Cara A
1. Sigue igual
2. Tienes gancho
3. Estoy harto
4. No me rendiré
Cara B
5. King Kong
6. Oscuro
7. Escucha y grita
8. Necesito más




















viernes, 14 de junio de 2013

Cráneo - VI Festival Rock Villa de Madrid (1983 – Concejalía de la Juventud del Ayuntamiento de Madrid)



En los ochenta ganar el prestigioso Villa era sinónimo de promoción, entrevistas en medios, actuaciones y, sobre todo, del esperado debut discográfico. De entrada, se grababa un split con las bandas finalistas. Pero en algunas ocasiones, por hache o por be, cuando tienes el viento a favor, las cosas se van torciendo y cuando otros ya han partido tu te quedas en tierra.

Ese fue, hace treinta años, el caso de Cráneo. Una buena banda hardroquera formada por cuatro chavales del madrileño barrio del Pilar: José María Sánchez Colaso (voz), Manolo Maestre (guitarra), Antonio Pérez (bajo) y Nacho Blanco (batería), que, en la calurosa tarde (había una de las mediáticas ola de calor) del día 18 de junio de 1983 ganaban la sexta edición del Villa, quedando por delante de Números Rojo e Inkilinos del Quinto, dos bandas pop con propuestas gótica y funki, respectivamente (no sería hasta la séptima edición cuando se dividió el certamen en dos categorías Rock Duro y Pop-Rock).

El premio, trescientas mil pelas y tres cortes en la cara A: “Entre las rejas”, “Estela azul” y “Un plástico más”, de un vinilo compartido que fue grabado en los estudios Doubleutronics de Madrid.


Tras este disco, y como adelanto a un fututo LP, Carlos de Castro les produjo un maxi con los temas “Niños desarraigados” y “Marcado por el Rock and Roll”, que para sorpresa del personal nunca llegó a editarse. Tras este chasco, cada uno por su lado. Parte de la banda ingresó en los Burning y el resto formaron la banda de Azuzena… Hasta que hace poco más de un año Manolo Maestre resucita el proyecto y logra por fin, a través de The Fish Factory, editar “Un plástico más”, álbum con cinco temas nuevos, incluido una nueva versión del que da título al trabajo, y el regalazo de los cincos rescatados de los ochenta. Suerte.

En definitiva, tres temas de un hard callejero, que hoy sueña a anejo, en un disco aparentemente sin historia (pero con decenas de ellas detrás a poco que escarbemos), que como el resto de los plásticos del Villa en su día pasaron casi desapercibidos y que actualmente son cotizados y difíciles de encontrar. 

Buen finde. Sed felices. 










viernes, 7 de junio de 2013

Barricada – Noche de Rock & Roll (1983 – Soñua/Oihuka)



Llevo un par de semanas sin aparecer por el barrio. Entre fiestas locales y regionales, conciertos, y sobre todo que llega el calorcito, ando atareado en nuevas actividades al aire libre y muy, pero que muy, perro para ponerme a los teclados delante del pc. Además, los días se alargan, las noches son cálidas e invitan a su disfrute, al R&R. Me tengo que poner las pilas, y si de eso se trata, o de encenderme, nada mejor que escuchando a los Barricada, que es lo que estoy haciendo mientras escribo.


Noche de Rock & Roll”, no es su mejor álbum, ni el que mejor suena, ni siquiera el que marcó el sonido de la banda. Pero amig@s, es el primero y eso es signo de rock sencillo y auténtico. Si a ello añadimos que es el único en el que aparecen, acompañando al Drogas y al Boni, Sergio Osés, que canta la mayoría de los temas y que dejó la banda para incorporarse a filas, y Mikel Astrain a la batería, tristemente desaparecido unos meses después –valga esta entrada a su recuerdo-, hacen muy especial este vinilo. 

El plástico que tengo es una reedición de Oihuka, no pone el año, pero esta discográfica absorbió en 1987 a la también independiente Soñua y reeditó gran parte de su catálogo, por lo que debe ser de finales de los ochenta. Ambas casas fueron fundadas por Mario Goñi, que hizo las veces de técnico de grabación en este disco, que podéis escuchar entero aquí.



Lo pillé cuando la casete que había comprado en su día en un mercadillo callejero dijo que “hasta aquí hemos llegao”. Esa mezcla que hacen los de Pamplona de rock urbano combativo, punk antisistema y potentes guitarras metálicas, engancha. Riffs, estribillos y coros como “En la silla eléctrica”, cantado por El Drogas; “Esta es una noche de Rock & Roll”, o ese espectacular “Pídemelo otra vez”, una de mis preferidas de la banda con armónica de Ramoncín incluida, son temas que forman parte de lo mejorcito de los Barri, que ya es mucho decir después de 30 años dando caña.

El Drogas calificó este álbum, medio en broma medio en serio, como “un carajillo hecho disco”. Una delicia si es de ron, quemado eso sí, como los que aún se toma, de vez en cuando, el menda.

Sed felices. Buen finde. 

Temas

Cara A:
1. En la silla eléctrica
2. Esperando en un billar
3. Alambre de espino
4. Que estalle la bomba

Cara B:
5. Esta es una noche de Rock and Roll
6. Sin ver la cara a nadie
7. Pídemelo otra vez
8. Picadura de escorpión