viernes, 7 de junio de 2013

Barricada – Noche de Rock & Roll (1983 – Soñua/Oihuka)



Llevo un par de semanas sin aparecer por el barrio. Entre fiestas locales y regionales, conciertos, y sobre todo que llega el calorcito, ando atareado en nuevas actividades al aire libre y muy, pero que muy, perro para ponerme a los teclados delante del pc. Además, los días se alargan, las noches son cálidas e invitan a su disfrute, al R&R. Me tengo que poner las pilas, y si de eso se trata, o de encenderme, nada mejor que escuchando a los Barricada, que es lo que estoy haciendo mientras escribo.


Noche de Rock & Roll”, no es su mejor álbum, ni el que mejor suena, ni siquiera el que marcó el sonido de la banda. Pero amig@s, es el primero y eso es signo de rock sencillo y auténtico. Si a ello añadimos que es el único en el que aparecen, acompañando al Drogas y al Boni, Sergio Osés, que canta la mayoría de los temas y que dejó la banda para incorporarse a filas, y Mikel Astrain a la batería, tristemente desaparecido unos meses después –valga esta entrada a su recuerdo-, hacen muy especial este vinilo. 

El plástico que tengo es una reedición de Oihuka, no pone el año, pero esta discográfica absorbió en 1987 a la también independiente Soñua y reeditó gran parte de su catálogo, por lo que debe ser de finales de los ochenta. Ambas casas fueron fundadas por Mario Goñi, que hizo las veces de técnico de grabación en este disco, que podéis escuchar entero aquí.



Lo pillé cuando la casete que había comprado en su día en un mercadillo callejero dijo que “hasta aquí hemos llegao”. Esa mezcla que hacen los de Pamplona de rock urbano combativo, punk antisistema y potentes guitarras metálicas, engancha. Riffs, estribillos y coros como “En la silla eléctrica”, cantado por El Drogas; “Esta es una noche de Rock & Roll”, o ese espectacular “Pídemelo otra vez”, una de mis preferidas de la banda con armónica de Ramoncín incluida, son temas que forman parte de lo mejorcito de los Barri, que ya es mucho decir después de 30 años dando caña.

El Drogas calificó este álbum, medio en broma medio en serio, como “un carajillo hecho disco”. Una delicia si es de ron, quemado eso sí, como los que aún se toma, de vez en cuando, el menda.

Sed felices. Buen finde. 

Temas

Cara A:
1. En la silla eléctrica
2. Esperando en un billar
3. Alambre de espino
4. Que estalle la bomba

Cara B:
5. Esta es una noche de Rock and Roll
6. Sin ver la cara a nadie
7. Pídemelo otra vez
8. Picadura de escorpión












2 comentarios:

  1. Uno de los primeros vinilos que compré. Le tengo un cariño especial. Puede que efectivamente no sea su mejor trabajo, pero además de iniciar ese camino al rock urbano presenta algunos elementos cercanos al heavy británico de la década que le imprimen un toque fabuloso. Por cierto, Ramoncín además de tocar la armónica produce el disco. Flipante.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Barri me ponen y que decir. Si sabía lo de Ramoncín aunque alguna vez el Drogras ha renegado de esa producción. Sea como fuera un disco como dices especial. Saludos friend

      Eliminar