viernes, 15 de abril de 2016

Orquidea – Rock (1983 – Linterna Mágica)





Hoy os traigo otro de esos trabajos que devoré en casete original, que por cierto aún conservo, y que tras varios años de búsqueda, a un precio más o menos asequible, nunca llegue a conseguir en vinilo por mi cuenta, Pero sin esperarlo, hace un par de meses, ha entrado en mi colección al ser regalado, en conmemoración de un número de años de esos que se marcan a fuego lento, por algunos amigos que bien me quieren y conocen de mis gustos musicales. Gracias chic@s.

Y sí, como os imagináis es una de esas joyitas que esconde el heavy español. Jaja soy de gatillo fácil a la hora de dar buenas puntuaciones, pero es que no hay disco de rock malo, sino más o menos bueno.

Seguro que os suena Maxi González, uno de los grandes cantantes de rock de este país, que formó parte de entre otros de Tritón, Cobra y, durante algún tiempo, ser la voz de Barón Rojo, y que se ha pasado estos últimos años montando y formando parte de varios musicales rock.






Pues en 1983 Maxi se junta con el guitarrista Enrique Beltrán de Lis (Goliath, Ñu,...), con José Barta a los teclados (Yebra, Tritón, Topo, Goliath, Júpiter, Barón Rojo,…), David Litscher al bajo, y Carlos León a la  batería, para grabar, en los estudios Trak entre los meses septiembre y octubre, para Linterna Mágica, Rock el único trabajo discográfico de ORQUIDEA, que así llamaron a la banda, y que seguro ni habías oído mencionar.

Tras un puñado de conciertos se separan. Poco bagaje para la gran calidad que tenía cada uno de los miembros de la banda.

Tras una horrorosa portada, que no invita a pillarlo, al pinchar el vinilo nos encontramos con un sonido mediocre, pero con siete temas creados por una mezcla de hard rock y heavy interesante y atractivo, al más puro estilo Deep Purple o Rainbow, incluso, por cercanía, a los Asfalto más duros.
En todos ellos Maxi exhibe ese potente vozarrón y destacan sobre manera, incluso en algunos pasajes por encima del elegante guitarreo de Enrique, los teclados. Correcto apoyo rítmico.






Destacar “La puerta de la nada” que abre el trabajo a un ritmo muy pegadizo y que fue elegido como cara A del single promocional; el medio tiempo “Excalibur” que es el que más se recuerda del disco; el potente “Un número más” o “Al otro lado del espejo” que cierra la cara B y en el que Maxi se sale.






Como me consta, ya que algunos me lo habéis pedido, os pego las letras con más calidad de resolución, por cierto unos textos muy trabajados, y una hoja informativa con el catálogo de Linterna Mágica.

Hasta la próxima peña, espero que seáis felices, es una orden.












No hay comentarios:

Publicar un comentario